• Los pasteles deben estar en refrigeración para su conservación, sin embargo, los que no llevan crema se deben servir a temperatura ambiente, por lo tanto te recomendamos que saques el pastel del refrigerador de 30 a 45 minutos antes de servirlo.
  • Nuestros productos no contienen ningún tipo de conservador, es por eso que te recomendamos consumir pasteles y galletas en un lapso no mayor a dos días después de la compra.